La Iglesia en Europa pide políticas responsables hacia los estudiantes extranjeros

En la asamblea anual del SECIS que se está celebrando en Barcelona del 10 al 14 de julio

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

BARCELONA, 11 julio 2003 (ZENIT.org-VERITAS).- Responsables de la acogida a estudiantes extranjeros de diez países europeos han denunciado el desamparo que sufren numerosos jóvenes que llegan a un lugar desconocido para cursar sus estudios.

El secretario general de la oficina para estudiantes afroasiáticos de Alemania Hermann Weber ha asegurado que actualmente, en casi todos los países europeos, existe un esfuerzo de marketing para atraer estudiantes extranjeros con el objetivo de internacionalizar las universidades. Sin embargo, no se acompaña de la infraestructura correspondiente que ayude a los extranjeros en sus problemas.

Weber lo considera un escándalo: «En los programas estatales europeos falta un acompañamiento integral a las personas que llegan de otro país –ha destacado–, que incluya el aspecto religioso. Hay que ayudarles a integrarse, acompañarlos y reorientarlos hacia sus países de origen».

Ante esta necesidad, diversas conferencias episcopales europeas han organizado sistemas de acogida para ayudar a los estudiantes extranjeros a mantener sus raíces y sus orígenes, que, en algunos casos, trabajan a nivel interreligioso, con personas de diversas confesiones. Estas diversas fundaciones, oficinas y servicios, que a menudo integran pastoral universitaria y de migraciones, se encuentran asociados desde el año 1996 en un secretariado europeo, el SECIS, que está celebrando su asamblea anual en el Seminario Salesiano de Martí Codolar de Barcelona.

La reflexión del encuentro se centra en la integración de los emigrantes universitarios, su repercusión en la pastoral universitaria. El presidente del SECIS Channoine Charles de Hemptinne ha destacado durante la asamblea el gran desafío que supone el intercambio cultural y religioso y la respuesta que puede ofrecer al secretariado europeo, desde su sede de Bruselas, tanto en la coordinación de esfuerzos como en la presión que puede ejercer como lobby.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación