El cardenal Cipriani lanza en Lima la «Gran Misión Mar Adentro»

Busca un despertar espiritual y una renovación pastoral

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

LIMA, 13 julio 2003 (ZENIT.org).- El arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, ha convocado a los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de la archidiócesis a participar en la «Gran Misión Mar Adentro» orientada a profundizar en la fe y renovar la evangelización de la capital peruana durante los próximos tres años.

La misión responde a la necesidad de «fortalecer la fe y la vida cristiana de los fieles de la archidiócesis, para que puedan responder evangélicamente a los problemas y desafíos que la sociedad actual nos plantea», explicó el purpurado en un decreto arzobispal.

Además subrayó la conveniencia de «experimentar en nuestra Iglesia local un “despertar espiritual” y un “renacimiento pastoral” que manifieste en nuestro tiempo la fuerza inspiradora del Espíritu de Dios», recoge ACI.

Para el cardenal Cipriani es fundamental «manifestar nuestra unión a la Iglesia Universal acogiendo el llamamiento que hizo Su Santidad Juan Pablo II en su Carta Apostólica “Novo Millennio Ineunte” a “remar mar adentro”, profundizando en la fe y en la misión evangelizadora de la Iglesia con un nuevo y renovado impulso».

Las prioridades pastorales de esta «Gran Misión» contemplan «la práctica convincente y eficaz de los sacramentos, con especial énfasis en la Eucaristía y en la Reconciliación», la renovación de la vida litúrgica, la catequesis, la pastoral familiar, la promoción y defensa de la vida, la pastoral juvenil, la promoción vocacional, la evangelización de la cultura con especial énfasis en la educación católica, la religiosidad popular y la pastoral social.

La «Gran Misión Mar Adentro», que comenzará el próximo octubre, se preparará en las parroquias y comunidades a fin de organizar convenientemente las misiones, capacitar a los misioneros y conseguir los medios que sean necesarios.

El 25 de marzo de 2004, solemnidad de la Anunciación del Señor, comenzará una etapa de un año que constituirá «el gran momento del despliegue, de ponernos en camino desde Cristo, de correr hacia nuestros hermanos para llevarles el gran anuncio».

De abril de 2005 al 27 de abril de 2006 –solemnidad de Santo Toribio de Mogrovejo– se ha programado la etapa de celebración. El año será «eminentemente festivo, lleno de grandes encuentros en los que buscaremos vivir el misterio de la Iglesia como misterio de comunión».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación