El Papa pide devolver con la solidaridad lo que se ha arrebatado a África

Recuerda las cinco prioridades exigidas por la Iglesia a favor del continente

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 16 junio 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha hecho un vibrante llamamiento a la comunidad internacional y a la Iglesia para que con la solidaridad se devuelva al continente africano lo que se le ha arrebatado, en ocasiones con la violencia.

El pontífice hizo un repaso de la dramática situación en la que se encuentra el así llamado «continente olvidado» al encontrarse en la tarde de este martes con los participantes en la duodécima reunión del consejo post-sinodal de la asamblea especial para África del Sínodo de los Obispos que se celebró en 1994 en el Vaticano.

«Este continente no parece conocer ni tregua ni paz duradera –constató–. A los conflictos internacionales se añaden los focos endémicos de lucha que siembran terror y devastación entre los pueblos que desean solamente vivir con una serenidad finalmente encontrada».

En concreto, se refirió a los azotes que afligen a «África y a los africanos»: «la pobreza», «las graves condiciones en las que se encuentran los sectores de la educación y de la salud», «el sida», «la inseguridad debida a los conflictos» y «la corrupción presente en demasiados niveles de la sociedad civil».

«Para romper estas nuevas cadenas es necesario el esfuerzo conjunto de todas las fuerzas vivas de la sociedad, en particular las de la Iglesia», afirmó.

La Iglesia universal, subrayó, ha recordado muchas veces a los líderes mundiales «las cinco prioridades para devolver a los africanos todo lo que les ha sustraído, a menudo con violencia».

«El respeto por la vida y la diversidad religiosa –enumeró–, la erradicación de la pobreza, el final del tráfico de armas, la solución de los conflictos y la acción para un desarrollo promovido por la solidaridad».

Recordando que el primer Sínodo de África recalcó la «dimensión familiar de la Iglesia», el Papa pidió a los católicos y a sus pastores que promuevan «una auténtica reconciliación fraterna, tras las heridas provocadas por los conflictos que siguen envenenando las relaciones interpersonales, interétnicas e internacionales en la diferentes regiones de África».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")