El episcopado en Colombia exige a las «FARC» la liberación del padre Peña y de todos los secuestrados

Print Friendly, PDF & Email

En un comunicado durante su LXXVII Asamblea Plenaria

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

BOGOTÁ, viernes, 9 julio 2004 (ZENIT.org).- Durante su 77ª Asamblea Plenaria –Bogotá, 5 a 9 de julio–, los obispos colombianos han exigido a las «Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia» (FARC) la liberación del padre César Darío Peña García, secuestrado el pasado 16 de marzo, así como de todas las personas que mantienen retenidas.

En una nota fechada el jueves, los prelados expresan su solidaridad con la diócesis colombiana de Santa Rosa de Osos y con la familia del sacerdote, apresado por un grupo de las FARC en su parroquia de Raudal –corregimiento del municipio de Valdivia, en Antioquia–.

«Exigimos saber la verdad sobre el padre César Darío Peña: si está vivo o muerto», reclaman los obispos en la nota firmada por el cardenal Pedro Rubiano Sáenz –arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal–, por monseñor Luis Alberto Castro Quiroga –arzobispo de Tunja y vicepresidente del organismo— y por el secretario general, el obispo Fabián Marulanda López.

Igualmente los prelados reclaman «la liberación del padre y de todos los secuestrados que se encuentran en su poder» y «absoluto respeto por la vida y libertad de cada persona, que son dones sagrados de Dios que a nadie le es permitido confiscar».

El propio Juan Pablo II pidió el pasado 4 de mayo la liberación del sacerdote César Darío Peña García en una carta enviada al obispo de la diócesis a la que pertenece.

Las FARC –que junto a la guerrilla del «Ejército de Liberación Nacional» (ELN) y a los paramilitares está en la lista de organizaciones terroristas del gobierno de los Estados Unidos– cuenta en la actualidad con unos 17.000 miembros distribuidos en 100 frentes en la mayoría del territorio colombiano.

En el marco del conflicto interno que desangra Colombia desde hace cuatro décadas –se calcula que mueren unas 4.000 personas al año—, la elevada cifra de secuestros que se cometen le sitúa a la cabeza de la lista de los países del mundo que padecen este crimen.

La mayoría de los secuestros se atribuyen a las FARC, la más antigua y numerosa guerrilla izquierdista del continente.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }