El arzobispo de Bulawayo da la voz de alarma por hambre en Zimbabwe

Y denuncia la muerte por torturas en el país africano

Share this Entry

HARARE, lunes, 12 julio 2004 (ZENIT.org).- Junto a la violencia política, el arzobispo de Bulawayo –segunda ciudad de Zimbabwe— ha denunciado que la ocultación del gobierno de Mugabe está sepultando en el hambre a la mitad de la población del país.

«¡Las mentiras del gobierno están llevando al hambre a la mitad de la población!», clamó monseñor Pius Ncube ante más de dos mil personas reunidas en la catedral de Bulawayo con ocasión de la jornada mundial por las víctimas de la tortura, el domingo 27 de junio, según informa la agencia católica de Zimbabwe «In Touch with Church & Faith».

Igualmente el prelado alertó de que «muchas personas en este país han sido torturadas hasta la muerte». «Como cristianos tenemos que oponernos a la tortura», explicó.

De hecho, muchos grupos de oposición y organizaciones no gubernamentales han acusado a los partidarios del presidente Robert Mugabe de recurrir a la tortura contra los detractores de éste, apunta «Fides» .

El arzobispo de Bulawayo dio además la voz de alarma sobre la grave escasez alimentaria que está haciendo sufrir a los habitantes del país y mencionó el hambre: «La gente no tiene comida. Esta semana he estado en Lupane, Tsholotsho, Plumtree Beitbridge, al sur del país, y la población afirma que sólo tendrá comida hasta finales de agosto».

Con todo, el gobierno continúan afirmando que se espera una cosecha de maíz de 2.400.000 toneladas, suficientes, según las autoridades, para satisfacer las necesidades de la población local.

Por eso el gobierno afirma que no son necesarias ayudas alimentarias procedentes del extranjero, como las que el pasado año saciaron a más de 6 millones de ciudadanos de Zimbabwe.

Pero las previsiones del gobierno son rechazadas por la oposición y por expertos independientes, que temen una catástrofe humanitaria si no se aceptan las ayudas internacionales.

De hecho, confirmando el llamamiento del arzobispo de Bulawayo, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) ha alertado que este país de África Austral tendrá un déficit de 325.000 toneladas de cereales.

Los expertos de la FAO afirman que la cosecha del 2004 será sólo de un millón de toneladas, creando así un grave déficit alimentario

Lluvias insuficientes, falta de semillas de calidad y reforma agraria mal administrada están entre las causas de esta situación, según el organismo.

La decisión del presidente Robert Mugabe de distribuir la tierra de los campesinos de origen europeo a sus seguidores ha arrojado al caos el sistema agrario del país, uno de los mejores de África hasta hace pocos años.

Al dividir las grandes haciendas agrícolas en muchos lotes confiados a diversas familias se ha pasado de golpe de una producción a gran escala a una agricultura de subsistencia que no está siendo capaz de alimentar al país.

Además son las zonas rurales las más afectadas por la falta de alimentos. La FAO afirma que más de 2 millones de habitantes de los campos dependen de las ayudas alimentarias internacionales.

En Zimbabwe más de 5 millones de personas –de una población total de unos 12 millones– recurren a las ayudas extranjeras para su supervivencia.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación