Vietnam y la Santa Sede buscan la «normalización» de sus relaciones

Visita de una representación del gobierno comunista a Roma

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 3 julio 2005 (ZENIT.org).- Vietnam y la Santa Sede han mantenido encuentros en Roma de cara al establecimiento de relaciones diplomáticas, según ha informado un comunicado vaticano.

La nota, publicada este sábado, revela que una delegación de la Comisión gubernamental para los Asuntos Religiosos de la República Socialista de Vietnam ha visitado Roma del 27 de junio al 2 de julio.

Estaba guiada por su director, Ngo Yen Thi, y conformada por dos funcionarios y por dos representantes del Gobierno y del Ministerio de Asuntos Exteriores.

«Las sesiones de trabajo en la Secretaría de Estado, dirigidas por el subsecretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Pietro Parolin, en un clima de cordial respeto y de provechoso diálogo, se concentraron, como de costumbre, en algunos aspectos de la vida de la Iglesia católica en Vietnam, deteniéndose en algunas evoluciones registradas desde el último encuentro y en los problemas que siguen abiertos», revela la Santa Sede.

El gobierno vietnamita no permite nombrar directamente obispos, sino que exige que la Santa Sede presente algunos nombres entre los cuales el gobierno elige al candidato que considera oportuno. Las autoridades deciden también los candidatos a los seminarios y a la ordenación sacerdotal, y en los seminarios se debe impartir obligatoriamente marxismo.

«Se ha prestado particular atención a la nueva ley gubernamental sobre las creencias y las religiones, publicada en noviembre del año pasado», añade.

El pasado noviembre, los obispos católicos de Vietnam manifestaron su preocupación ante la vulneración de la libertad religiosa que puede suponer la aplicación de la Ordenanza sobre creencias y religiones adoptada por el Comité Permanente de la Asamblea Nacional del país asiático.

En declaraciones a Zenit, el sacerdote de la redacción vietnamita de «Radio Vaticana», Giuseppe Hoang Minh Thang, explicaba entonces que «si la ley se aplica tal como se ha redactado será el fin de la libertad religiosa».

El comunicado vaticano sigue revelando que se ha examinado también en los encuentros de Roma «la cuestión de las relaciones entre Vietnam y la Santa Sede, con el deseo de que avance rápidamente en la dirección de su normalización».

Ha sido la segunda visita de una delegación del gobierno de Vietnam al Vaticano desde la que tuvo lugar en 1992. Todos los años, se celebran encuentros entre la Santa Sede y el gobierno para aclarar cuestiones concretas de sus mutuas relaciones. Normalmente una delegación vaticana viajaba al país asiático.

El comunicado constata que la delegación vietnamita ha podido «conocer más directa y profundamente la realidad del Vaticano». Fue recibida por el arzobispo Giovanni Lajolo, secretario para las Relaciones con los Estados, y ha visitado al cardenal Crescenzio Sepe, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, así como los Consejos Pontificios para la Justicia y la Paz y para el Diálogo Interreligioso.

Los visitantes también han realizado una visita al programa vietnamita de «Radio Vaticano», así como seminaristas vietnamitas que estudian en Roma en el Colegio Pontificio Urbano.

Los huéspedes participaron también en la celebración eucarística del 29 de junio, solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, en la que Benedicto XVI impuso el palio a monseñor Joseph Ngô Quang Kiêt, nuevo arzobispo de Hanoi.

Seis millones de católicos se cuentan entre los siete millones de cristianos de Vietnam, cuya población –de unos 80 millones de personas– registra 50 millones de budistas y cuatro millones de la religión Cao Dai.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")