El nuevo obispo chino auxiliar de Xian contaría con la aprobación de Roma y Pekín

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 28 julio 2005 (ZENIT.org).- El nuevo obispo auxiliar de la diócesis china de Xian, monseñor Anthony Dan Mingyan, de 38 años, contaría con el apoyo tanto de la Santa Sede como del gobierno de Pekín, según informaron este jueves fuentes misioneras.

Share this Entry

La agencia AsiaNews, del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras (PIME), ha dado la noticia, al igual que confirmó el 28 de junio el nombramiento de obispo auxiliar de Shangai, monseñor Joseph Xing Wenzhi, con el acuerdo del gobierno chino y de Roma.

Unos dos mil católicos y más de cien sacerdotes participaron en la ceremonia de ordenación del obispo, que tuvo lugar en la catedral de San Francisco en la cuidad el 26 de julio, fiesta de san Joaquín y santa Ana.

Presidió la celebración el arzobispo de Xian, monseñor Antonio Li Duan, «conocido por su fe su gran amor al Papa», revela la agencia misionera.

En la celebración había representantes del gobierno local, de la Oficina de Asuntos Religiosos, así como representantes del Consejo de los Obispos y de la Asociación Patriótica Católica, controlada por el régimen comunista.

«Gran campeón de la fe, monseñor Antonio Li Duan, de 78 años, es conocido como un defensor de la libertad de la Iglesia ante las pretensiones de control de la Asociación Patriótica, amado por la iglesia oficial y por la iglesia clandestina. Por este motivo sufre con frecuencia controles e interrogatorios, además de largos períodos de vigilancia», añade AsiaNews.

Monseñor Li es vicepresidente del Consejo de la Iglesia Católica china. «Muchos pensaban que era él el cardenal “in pectore” que no reveló Juan Pablo II, pero el mismo monseñor Li ha declarado públicamente que “no ha recibido ninguna notificación oficial”».

El año pasado se le diagnosticó un cáncer a monseñor Li y desde entonces ha tenido que ser hospitalizado en varias ocasiones. Dos días antes de la ordenación se encontraba en una clínica para recibir tratamientos.

«A causa de la enfermedad del obispo, muchos piensan que monseñor Dang será el sucesor de monseñor Li», informa la agencia.

Monseñor Dang, nacido el 12 de julio de 1967, es el octavo de nueve hijos de una familia católica. Entró al seminario de Xian en 1985 y continuó sus estudios en el seminario de Sheshan (Shangai). Fue ordenado sacerdote en 1991.

Antes de ser ordenado obispo, monseñor Dang era párroco de la iglesia de San Antonio, abierta en 2003, a pocos kilómetros de la catedral.

Monseñor Dang ha revelado que una de sus prioridades será la de fomentar el sentido misionero entre los sacerdotes y los laicos de esa diócesis, fundada en 1946 y que hoy cuenta con 20.000 católicos.

Si se confirman las informaciones de AsiaNews se trataría del segundo acuerdo entre la Santa Sede y China para el nombramiento de un obispo, lo que supone un importante paso adelante en las mutuas relaciones.

Para reanudar relaciones y reconocer jurídicamente a la Iglesia católica, China pone dos condiciones: que el Papa no interfiera en la situación religiosa del país (entre otras cosas, que no nombre a los obispos) y que renuncie a sus relaciones con Taiwán.

El arzobispo Giovanni Lajolo, secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, declaró recientemente que «no hay dificultades insuperables» para el establecimiento de relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y China.

«Ahora bien –añadía–, hay que proceder con prudencia para verificar algunos presupuestos irrenunciables para una y otra parte».

Pekín rompió sus relaciones con la Santa Sede en 1951, dos años después de la llegada al poder de Mao Zedong, expulsando al nuncio apostólico, el arzobispo Antonio Riberi.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")