Cien años de la Semana Social de los Católicos Italianos

Print Friendly, PDF & Email

El renacimiento de la idea de bien social

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

PISTOIA ROMA, viernes, 19 octubre 2007 (ZENIT.org).- Mil delegados, 65 obispos, 160 diócesis representadas, 150 periodistas acreditados, 180 voluntarios implicados, 32 ponentes con seis sesiones de trabajo, y una Comisión Científica Organizadora de doce expertos. Son las cifras de la 45 Semana Social de los Católicos Italianos, que se celebra del 18 al 21 de octubre en Pistoia y Pisa.

El evento celebra los cien años de la convocación motivo por el cual se ha bautizado como la «Semana del centenario».

El tema a tratar es «El bien común hoy: un compromiso que viene de lejos».

En cada sesión, se está profundizando en un aspecto de fondo y al mismo tiempo de actualidad: «el bien común en la era de la globalización», «las perspectivas de la biopolítica», la relación entre «Estado, mercado y tercer sector», «Educar y formar», y en la sesión de cierre el tema «¿Futuro para el bien común?».

En la rueda de prensa de presentación, el presidente de la Comisión que organiza esta semana y obispo de Ivrea, monseñor Arrigo Miglio afirmó que «los laicos católicos viven con plenitud su integración eclesial y también su estatus de ciudadanos en nuestro país».

«Tienen su autonomía: los obispos les piden que sean fieles a los valores fundamentales del cristianismo, no sólo para que la fe se anuncie sin reduccionismo, de manera intimista, sino también porque el Evangelio es salvación para todo el hombre, y como tal implica un compromiso no sólo en el ámbito social sino también en el político», añadió.

Según el prelado, «cuando los obispos piden un compromiso en favor de los principios no negociables, lo hacen para salvaguardar la plenitud del Evangelio, pero también son conscientes de que estos valores irrenunciables están al servicio del bien común, de la sociedad».

Según Benedicto XVI, los principios no negociables de los católicos en política son la defensa de la vida y de la familia, así como el derecho de los padres a la educación de sus hijos (Cf. Discurso al Partido Popular Europeo, 30 de marzo de 2006).

«El pluralismo político y partidario es un hecho consolidado –observó el obispo–, es una oportunidad: aquello en los que no nos encontremos sería un pluralismo ético, porque querría decir incitar a una visión de la vida que no tiene nada que ver con el Evangelio».

La «Semana del Centenario» servirá, sustancialmente, para hacer balance de la aportación cultural, social y política que los católicos han elaborado y ofrecido a la sociedad, para verificar la distancia entre fe cristiana y cultura dominante y también para relanzar una nueva etapa de fecunda reflexión y un renovado compromiso con su país de los católicos.

En la rueda de prensa, Stefano Zamagni, profesor de Economía Política en la Universidad de Bolonia, miembro del comité organizador, explicó el concepto de bien común, que, como recordó, estuvo en auge hasta finales del siglo XVIII, para luego desaparecer, aunque hoy puede vivir «un renacimiento».

«Nosotros los católicos –afirmó el profesor– también empezamos a comprender que la única vía de salida es la perspectiva del bien común, en la que nadie puede ser dejado atrás».

Otro de los miembros del Comité, el presidente emérito del Tribunal Constitucional de Italia, Cesare Mirabelli, insistió en la necesidad que tiene la sociedad de la contribución de los católicos.

«La aportación de los católicos –subrayó– no es un acto de imposición sino una aportación al diálogo, y no se les puede imponer una renuncia a los propios principios, pues de hecho el Estado prevé, en determinados casos, la objeción de conciencia».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }