70 años de la segunda guerra mundial: La Iglesia debe reconciliar

Print Friendly, PDF & Email

Reflexión del portavoz vaticano

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 6 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Setenta años después de la segunda guerra mundial, la Iglesia tiene la misión de seguir promoviendo la reconciliación y hacer todo lo posible para que nunca más vuelva a repetirse, afirma el portavoz vaticano.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha recordado la contribución que han ofrecido particularmente a curar las heridas Juan Pablo II y Benedicto XVI en el editorial del último número de «Octava Dies», semanario del Centro Televisivo Vaticano.

El sacerdote ha comenzado recordando las palabras que el actual pontífice a pronunciado con motivo del aniversario del conflicto mundial: «en la memoria de los pueblos quedan las tragedias humanas y lo absurdo de la guerra. Pidamos a Dios que el espíritu del perdón, de la paz y de la reconciliación colme los corazones de los hombres».

«Las generaciones de los testigos directos de esta inmensa tragedia están disminuyendo, y también las de quienes han tenido la valentía de pronunciar palabras de arrepentimiento, de perdón, y de fundar nuevas relaciones de paz entre los pueblos».

«Por lo tanto, es justo que también la Iglesia dé su contribución específica a la memoria histórica», reconoce el portavoz.

En particular, recuerda las palabras de Benedicto XVI, el 19 de mayo de 2005, cuando decía que «ambos Papas en su juventud, aunque en frentes adversos y en situaciones diferentes, han tenido que conocer la barbarie de la segunda guerra mundial y de la insensata violencia del hombre contra el hombre, de pueblos contra pueblos».

Y constata: «Ambos Papas han ido a Auschwitz afirmando: ‘No podía dejar de venir’. Y justamente los obispos polacos y alemanes han reafirmado juntos hace pocos días que la ‘reconciliación entre nuestros pueblos es un don que podemos dar a la historia de la Europa unida'».

«Cuando recordamos lo absurdo del odio, los creyentes recuerdan al mismo tiempo la necesidad y el compromiso del perdón y de la reconciliación -concluye el editorial–. Solo así se puede construir la paz y decir con convicción: ‘Nunca más guerra'».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }