Dona ahora!

La Iglesia quita su apoyo a Amnistía Internacional por promover el aborto

Según anuncia el cardenal Renato R. Martino

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 13 junio 2007 (ZENIT.org).- El Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz ha anunciado que retirará la ayuda económica que ofrecía a Amnistía Internacional después de que esta institución haya decidido apoyar el aborto.

«La Iglesia católica dejará de financiar a Amnistía Internacional debido al cambio de posición decidido», anunció oficialmente el cardenal Renato Raffaele Martino, presidente de ese organismo vaticano, en una entrevista concedida al semanario estadounidense «National Catholic Register».

El pasado 25 de marzo, en su Conferencia nacional anual, en Edimburgo, los cerca de 400 miembros británicos de Amnistía Internacional expresaron con un voto la decisión de comprometerse en la despenalización del aborto, y en la promoción de servicios de apoyo a los programas de control demográfico, que incluyen la legalización y el acceso gratuito al aborto.

El cardenal denunció «los “lobbies” internacionales que trabajan a favor del aborto y la propaganda que promueven en el marco de lo que Juan Pablo II llamaba “la cultura de la muerte”».

«Es sumamente grave que una organización tan valiente como Amnistía Internacional ceda a las presiones de estos “lobbies”», lamentó el purpurado italiano.

El presidente del Consejo Pontificio concluyó invitando a los católicos y a toda persona de buena voluntad a «intensificar su compromiso en defensa del derecho a la vida de todos los que están por nacer, sin distinciones imposibles entre casos en los que el asesinato del niño en el seno de la madre sería justo o injusto».

«La eliminación voluntaria de toda vida humana inocente es siempre un delito», recordó.

En 1996, la Santa Sede tomó una medida similar contra UNICEF, el fondo de Naciones Unidas para la Infancia, después de que también adoptara la decisión de promover el aborto en ciertas circunstancias.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación