Acaba la «pesadilla humanitaria» del campo de refugiados afganos de Jazolai

Print Friendly, PDF & Email

Las personas han podido ser distribuidas en otros cinco campos nuevos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ISLAMABAD, 14 febrero 2002 (ZENIT.org).- Radio Vaticano ha dado espacio a la satisfacción del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) tras el definitivo cierre del campo de refugiados afganos de Jalozai, (Pakistán), en donde se vivía una «pesadilla humanitaria», según palabras referidas por la emisora.

Desde finales de noviembre, se han transferido 45 mil refugiados de Jazolai a cinco nuevos campos del ACNUR, donde reciben asistencia y alojamiento adecuados.

«Tan sólo la existencia de un campo como Jalozai –ha declarado el alto comisionado Ruud Lubbers en declaraciones emitidas por Radio Vaticano– constituía un triste recuerdo de la indiferencia internacional por la situación afgana antes de los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001».

Situado a unos 40 kilómetros de Peshawar, el campo había comenzado a acoger refugiados desde finales del año 2000, hasta albergar a unos 70 mil. Las personas, entre las que había numerosas mujeres, niños, ancianos…, estaban obligadas a repararse del frío y la lluvia con plásticos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }