El Papa propone un «cambio de ruta» misionero para superar las crisis en la Iglesia

Al recibir en visita «ad limina» a los obispos de Austria

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 7 de noviembre de 2005 (ZENIT.org).- Ante las crisis que en estos momentos atraviesa la Iglesia en Austria, Benedicto XVI ha propuesto un «cambio de ruta» misionero que lleve a superar el miedo a proponer en su plenitud la fe cristiana.

El pontífice recibió este sábado a los obispos austriacos al concluir la quinquenal visita «ad limina apostolorum» que habían realizado en días pasados al Santo Padre y a sus colaboradores de la Curia romana.

En el discurso que les dirigió en alemán, el pontífice comenzó enunciando los «hechos dolorosos» che «suceden hoy»: «el proceso de secularización cada vez más significativo para Europa no se ha detenido ni siquiera a las puertas de la católica Austria», deploró.

En los últimos años, la Iglesia en Austria ha vivido escándalos, como el del seminario de St. Pölten (verano de 2004), tras los que lentamente está recuperando la serenidad.

«La identificación con la enseñanza de la Iglesia decae en muchos fieles y de este modo se pierde la certeza de la fe y desfallece el respeto reverencial por la ley de Dios», siguió constatando.

«¿Qué podemos hacer?», se preguntó el obispo de Roma. «Por una parte, es necesaria la confesión clara, valiente y entusiasta de la fe en Jesucristo», respondió.

«Por otra –siguió diciendo–, son necesarias numerosas medidas misioneras, pequeñas y grandes, que tenemos que tomar para realizar un «cambio de ruta», siguió diciendo.

«¡No os hagáis ilusiones!», advirtió el Papa. «Una enseñanza católica que se ofrece de manera incompleta es una contradicción en sí misma y no puede ser fecunda a largo plazo».

«El anuncio del Reino de Dios debe estar acompañado por la exigencia de conversión y por el amor que alienta, que conoce el camino, que enseña a comprender que con la gracia de Dios incluso lo que parece imposible se hace posible», destacó.

«¡Pensad en la manera en que, poco a poco, la enseñanza de la religión, la catequesis en los diferentes niveles y la predicación pueden mejorarse, profundizarse y, por así decir, completarse!», recomendó.

«Por favor –imploró–, ¡utilizad con celo el «Compendio» y el «Catecismo de la Iglesia Católica!».

«¡Tratad de que los sacerdotes y catequistas adopten estos instrumentos, que se expliquen en las parroquias, en las asociaciones y en los movimientos, y que se utilicen en las familias como lecturas importantes!», insistió en un discurso en alemán particularmente intenso en el tono.

«En la incertidumbre de este período histórico y de esta sociedad, ofreced a los hombres la certeza de la fe completa de la Iglesia», recomendó.

«La claridad y la belleza de la fe católica hacen luminosa la vida del hombre también hoy. ¡Sobre todo, si la presentan testigos entusiastas y entusiasmantes!», aseguró.

Benedicto XVI es optimista: «La chispa del celo cristiano puede volver a encenderse».

El 74% de los más de ocho millones de habitantes de Austria es católico.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación