Asesinados en Jamaica dos jóvenes misioneros

Dolor del fundador de la congregación a la que pertenecían

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 17 de noviembre de 2005 (ZENIT.org).- El padre Richard Ho Lung, fundador y líder de los Misioneros de los Pobres, ha manifestado el «profundo dolor que siente en el alma» por la muerte por arma de fuego de dos de sus hermanos misioneros, ocurrida el 27 de octubre.

La comunidad católica jamaicana sufrió una gran conmoción a raíz de la muerte de los hermanos Marco Laspuna y Suresh Barwa, de 22 y 31 años, respectivamente, en Kingston, la capital.

En un mensaje, que ha recibido Zenit a través de Ayuda a la Iglesia Necesitada, el sacerdote confiesa: «Lloro su muerte como un padre, junto con todos mis hijos espirituales que están con nosotros en Jamaica, entristecidos por la pérdida de sus hermanos».

No obstante, insiste en que proseguirán con su labor, ofreciendo ayuda a los afectados por el sida y cobijo a los que carecen de un hogar.

«La mañana posterior a su muerte», explica el padre Ho, «acudí a todos nuestros centros –Centro de Fe, Lugar del Señor, Hogar de Belén, Buen Pastor y Pozo de Jacobo– donde atendemos a 500 jamaicanos… Ahí me recibieron con una sonrisa».

Aún no hay ninguna explicación para los disparos mortales. Reconociendo que los católicos son «odiados» en algunas zonas de la isla, el P. Ho informa de que la policía todavía no ha podido averiguar nada acerca de los asesinos.

«¿Fue un accidente?», se pregunta.

«No lo sabemos; los detectives están estudiando detenidamente todas las posibilidades».

El padre Ho relaciona las muertes con su preocupación en torno a un posible colapso de la ley y el orden: «Como padre de mis hermanos y los necesitados, pido que recemos en esta nación por que cese la violencia».

Describe cómo la gente de Kingston permanece hipnotizada por la amplia cobertura mediática de esta muertes: «Cientos, e incluso cientos de miles de jamaicanos, han manifestado su conmoción en las calles», asegura.

Nacido en Jamaica y de padres chinos, el padre Richard Ho Lung, de 66 años, tras convertirse del budismo al catolicismo, fue ordenado sacerdote en 1971 y fundó la orden de los Misioneros de los Pobres en 1981.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación