Europarlamentarios son invitados a Brasil y Perú para promover el derecho al aborto

Y rechazar la influencia de la Iglesia católica entre esas poblaciones

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

BRUSELAS, martes, 22 noviembre 2005 (ZENIT.org).- Diez días de viaje por Brasil y Perú para apoyar el derecho al aborto, es la propuesta que ha recibido un seleccionado grupo de parlamentarios europeos.

La visita busca descubrir «la realidad de los derechos sexuales y reproductivos en América Latina y la influencia de la Iglesia católica en estas políticas».

El viaje es propuesto por el Inter European Parliamentary Forum on Population and Development (IEPFPD) e por Catholics For a Free Choice (Católicas por el derecho a decidir), ambos grupos dedicados a la promoción del aborto.

Según ha revelado a Zenit Riccardo Cascioli, director del Centro de Estudios sobre la Población, el Ambiente y el Desarrollo (CESPAS, por sus iniciales en italiano), el viaje tendrá lugar del 1 al 10 de diciembre.

Según se puede leer en la invitación, será una oportunidad para encontrarse con organizaciones no gubernamentales locales que «promueven la salud reproductiva», que incluye el aborto y la anticoncepción, así como con representantes de gobierno y parlamentarios.

Con estas personas se discutirá sobre cómo rechazar «el impacto de la religión en esta materia».

La visita, se explica en la invitación, comenzará por Brasil, «donde tiene lugar una rápida transición, tanto económica como política».

Este martes comenzó en la Comisión para la Seguridad Social y la Familia de la Cámara de los Diputados de Brasil, la audiencia pública para discutir sobre el proyecto de ley que legaliza el aborto en el país.

El periplo continuará después por Perú, «uno de los países más pobres de la región que afronta muchos desafíos en lo que se refiere a la salud de los derechos reproductivos y sexuales».

Según explica Cascioli, el viaje de los parlamentarios forma parte de una «amplia campaña internacional orientada a presionar a los países en los que el aborto está prohibido o limitado. América Latina es el objetivo principal de este ataque, pues es el único continente en el que el aborto sigue estando ampliamente prohibido».

El director recuerda por ejemplo el recurso que se ha presentado en Colombia ante la Corte Constitucional con el apoyo, entre otros, de la Asociación Sueca para la Educación Sexual, rama escandinava de la International Planned Parenthood Federation (IPPF).

«En esta estrategia, es fundamental el ataque dirigido contra la Iglesia católica, acusada de ejercer una influencia que impide la aprobación de leyes abortistas», aclara Cascioli.

El Inter European Parliamentary Forum on Population and Development nació en el año 2000 para hacer presión entre los parlamentarios de los diferentes países europeos a favor del derecho al aborto a nivel internacional. Entre sus principales financiadores se encuentran la IPPF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), y la Comisión Europea.

«Por desgracia ésta última no es una sorpresa –concluye Cascioli–, pues en estos años la Comisión Europea ha triplicado los fondos destinados a los programas de salud reproductiva en Europa y en el mundo, echando mano de los fondos destinados a la cooperación y al desarrollo».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación