El arzobispo de Maracaibo, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela

Monseñor Ubaldo Santana: «el venezolano clama seguridad, respeto y dignidad»

Share this Entry

CARACAS, martes, 10 enero 2006 (ZENIT.org).- El arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana, fue electo como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

La elección ha tenido lugar en el marco de la LXXXV Asamblea Ordinaria que se desarrolla en Montalbán, según explica la Oficina de Información del episcopado.

Sucederá en el cargo al arzobispo de Mérida, monseñor Baltazar Porras Cardozo quien ha ocupado por dos periodos consecutivos este cargo.

Al anunciar a los medios los nombres de la nueva presidencia del episcopado venezolano, monseñor Ubaldo Santana aseguró que dar particular importancia al trabajo de guía, orientación y apoyo a todos los venezolanos y trabajará en franca comunión con el Santo Padre, Benedicto XVI.

Recalcó que su prioridad continuarán siendo los más pobres y débiles, añadió: «Si hay una misión que sigue particularmente vigente en Venezuela es atender esa inmensa masa de venezolanos que claman por mayor respeto, mayor dignidad, mayor tranquilidad jurídica, física, ciudadana, política. Y llegar hasta los últimos (de ellos) sigue siendo para nosotros un mandato prioritario».

La nueva presidencia de la Conferencia Episcopal está compartida con monseñor Roberto Luckert León, arzobispo de Coro y monseñor Jorge Urosa Sabino, arzobispo de Caracas, quienes ocuparán la primera y segunda Vice-Presidencia respectivamente, y el obispo de Puerto Cabello, monseñor Ramón Viloria ocupará la Secretaría General que hasta la presente fecha ocupó el obispo auxiliar de Barquisimeto, monseñor José Luis Azuaje.

El nuevo presidente de la Conferencia «insistió en que esta institución siempre ha sido un espacio abierto para todos aquellos que quieren buscar soluciones de paz, caminos de entendimiento y superación de la violencia, lo que seguirá siendo igual. Santana destacó que la directiva recién electa seguirá cumpliendo su misión de anunciar a Jesucristo en todos los foros, en todos los espacios y frente a las realidades que se viven», afirma el comunicado con el que el episcopado dio el anuncio del nombramiento.

Igualmente será objetivo fundamental de la Conferencia «reforzar y dar cumplimiento a la renovación propuesta por el recién concluido en su fase celebrativa del Concilio Plenario de Venezuela, por lo que crearán una comisión especial para la aplicación de este instrumento, integrada por obispos, sacerdotes, religiosas y laicos», añade la nota del episcopado.

El nuevo presidente, Monseñor Ubaldo Santana al asumir el cargo dijo que recibía el mandato como un servicio para la iglesia y el país. «Estamos conscientes que vivimos tiempos de grandes desafíos, difíciles y por eso vamos a trabajar juntos, unidos y como equipo para buscar el fortalecimiento de la Conferencia Episcopal de acuerdo al mandato estatutario que hemos recibido».

Dijo que querían trabajar juntos para que la Conferencia se fortalezca y sea lo que ha sido siempre «un órgano que preste servicio al país, al pueblo de dios, mayoritariamente de confesión católica, pero también a los que necesitan de guía orientación y apoyo».

En su encuentro con los medios tuvo palabras de reconocimiento a monseñor Baltazar Porras, gestión que calificó como brillantemente.

«Nos ha dejado toda una escuela -a los que ahora estamos al frente de la Conferencia- de trabajo, de dedicación, de entrega y de servicio desinteresado a la Iglesia, al pueblo de Dios y también a este país», destacó monseñor Santana.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación