En el Theresianum de Munich se recordó el paso del cardenal Ratzinger

Print Friendly, PDF & Email

50 años de la Institución Teresiana en Alemania y Austria

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MUNICH, martes, 23 octubre 2007 (ZENIT.org).- Con una celebración eucarística y cincuenta velas encendidas, la Institución Teresiana (IT) en Alemania y Austria celebró su medio siglo de presencia, y cuarenta años al frente de la Residencia Theresianum en Munich, informa desde la página de la IT María Teresa Lauzurica, que vivió en primera persona en este país lo que se celebra.

En la celebración del 13 de octubre en Munich participaron unas 140 personas.

En la Eucaristía en la parroquia San Juan Bautista, concelebrada por varios sacerdotes, el obispo auxiliar, Engelbert Siebler que presidió la liturgia, recordó un texto de la autobiografía de Santa Teresa en el que, con el simbolismo del riego de un huerto, habla de cuatro modos de oración.

El obispo recordó también dos citas de san Pedro Poveda en las que habla de su preocupación constante… «que Cristo se forme en vosotros… y de la misión del miembro de la Institución « sazonar lo desabrido allí a donde va».

Tras la eucaristía, dos estudiantes de la residencia iniciaron el acto con una pieza musical. En nombre de la directora de la Institución, Loreto Ballester, la consejera general Pilar Ferrer, saludó a los asistentes y fue recordando momentos clave de la historia de la Asociación Institución Teresiana.

«Recordó los 50 años de presencia en Alemania y terminó sus palabras deteniéndose en el gozo de la presencia aquí de la Institución y la confianza en que Dios seguirá guiando sus pasos en esta nación», precisa Lauzurica.

En una presentación audiovisual, se hizo un recorrido de la vida de la asociación en Alemania y Austria, su relación con los cuatro cardenales que estuvieron al frente de la diócesis de Munich, y un recuerdo especial de la visita al Theresianum del entonces cardenal Ratzinger, hoy Papa Benedicto XVI.

En el salón de la Residencia, un miembro de la Junta de la Asociación Solidarität und Kultur, antigua alumna de la residencia, encendió 50 lamparitas flotantes, creación trabajo de los hombres sin techo a los que atiende esta asociación creada por personas relacionadas con la IT.
«Se palpaba un ambiente de gratitud y el deseo de hacer realidad las palabras de Pilar Ferrer en su saludo», concluye María Teresa Lauzurica.

Más información: www.institucionteresiana.org

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }