Obispo de Salamanca: «Los mártires no estaban en guerra con nadie»

Print Friendly, PDF & Email

Monseñor Carlos López Hernández recuerda que la beatificación propicia la reconciliación

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SALAMANCA, jueves, 25 octubre 2007 (ZENIT.org).- De cara a la beatificación, el domingo en Roma, de 498 mártires españoles del siglo XX, el obispo de Salamanca recuerda que no se trata de acusación alguna, sino de presentar modelos de fidelidad para los creyentes, y para la sociedad «una invitación a la reconciliación».

De estos casi medio millar de mártires, doce pertenecen a la diócesis salmantina.

Son varios miles los que dieron su vida por amor a Jesucristo en España durante la persecución religiosa de los años treinta del siglo XX; 479 han sido ya beatificados en varias ceremonias a partir del año 1987; once de ellos ya han sido canonizados.

Para la celebración del 28 de octubre se han reunido 498 causas de beatificación, tramitadas durante años, de mártires que dieron su vida en diversos lugares de España en 1934, 1936 y 1937.

«Los mártires están por encima de las trágicas circunstancias que los llevaron a la muerte –apunta monseñor López en una carta difundida por su diócesis el miércoles–. A lo largo del siglo XX, España y Europa se vieron arrastradas por ideologías totalitarias que fueron causa de terribles violencias e hicieron de nuevo de la Iglesia una Iglesia de mártires».

«Pero el testimonio de los mártires –añadió– ha sido más fuerte que las insidias y violencias de los perseguidores de la religión».

En una entrevista recientemente distribuida por la delegación de Medios de Comunicación de su diócesis, el prelado recuerda que «los mártires no estaban en guerra con nadie y murieron dando testimonio de amor y de perdón a quienes les quitaban la vida por el simple hecho de ser católicos».

«Al beatificar a los mártires la Iglesia no pretende acusar a nadie –especifica–, sino presentarlos a los creyentes de hoy como modelos de fidelidad y a la sociedad española actual como invitación a la reconciliación y a la paz por el amor y el perdón sin límites».

Subraya monseñor López que «la beatificación no responde a ninguna circunstancia actual». «Desde el año 1987 han sido beatificados ya 479 mártires en varias ceremonias –insiste–; 11 de estos beatos han sido además canonizados».

Aclara asimismo que «los procesos de los 498 mártires que van a ser beatificados el día 28 han tenido durante años el largo desarrollo habitual en estos casos».

«Por su propia naturaleza, la beatificación propicia la reconciliación y curación de las heridas, mostrando que los mártires nunca las tuvieron abiertas en su corazón», afirma monseñor López.

«La Iglesia sólo cultiva la memoria del amor y de la paz», concluye.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }