El Congreso dominicano aprueba la prohibición constitucional del aborto

La decisión evita la posibilidad de despenalizar esta práctica

Share this Entry

SANTO DOMINGO, miércoles, 22 abril 2009 (ZENIT.org).- El Congreso Nacional de la República Dominicana aprobó este martes un artículo a favor de la vida que modifica la Constitución. 

El artículo 30, que establece la inviolabilidad de la vida desde la concepción hasta la muerte, fue aprobado por la Asamblea Revisora en el proyecto de reforma constitucional. 

La propuesta, enviada por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional constituido en Asamblea Revisora, fue aprobada con el apoyo de 167 asambleístas y 32 en contra. 

Desde que se conoció el texto de la propuesta del referido artículo desató discusiones en todos los medios de comunicación a favor y en contra, pero se daba por descontado que sería aprobado por la postura a su favor de la Iglesia Católica y el esfuerzo realizado desde el Gobierno para que fuera así. 

La aprobación del artículo, que será el número 11 de la Constitución futura, supone que desaparece la posibilidad de despenalizar el aborto. 

El artículo fue aprobado con el voto unánime de los asambleístas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC), mientras que sólo contó con el apoyo de una parte de los legisladores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD). 

El artículo establece: «El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse, ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte». 

Con anterioridad a la votación, el arzobispo de Santo Domingo, cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, había expresado su confianza en que los legisladores de la República Dominicana no aprobarían el proyecto que buscaba despenalizar el aborto en el país y que mantendrían el respeto a la vida desde la concepción.

«Confiamos y creemos en la gran mayoría de nuestros legisladores, quienes son personas respetables y opuestas a la despenalización del aborto, ya que muchos de ellos mismos han dicho que en su conciencia lo consideran un crimen», señaló el purpurado en la eucaristía que presidió ante unos veinte mil fieles en la celebración del domingo de la Divina Misericordia.

El arzobispo resaltó que los legislados «saben lo que el país entero quiere, lo que la Iglesia Católica y los demás cristianos quieren, y por eso confiamos que no despenalizarán el aborto».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación