Benedicto XVI dedica esta semana a la oración

Print Friendly, PDF & Email

Suspende todos sus encuentros y audiencias públicos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 21 febrero 2010 (ZENIT.org).- Al igual que acostumbran a hacer muchos religiosos, sacerdotes e incluso laicos, Benedicto XVI ha cancelado sus encuentros públicos para poder dedicarse esta semana plenamente a la oración, siguiendo la práctica de los ejercicios espirituales.

Para el pontífice, llamado este año a tomar decisiones importantes y afrontar acontecimientos decisivos para el futuro de la Iglesia, en la tarde de este domingo han comenzado las meditaciones, que en esta ocasión serán predicadas para él y para sus colaboradores de la Curia Romana en la capilla Redemptoris Mater del palacio apostólico vaticano por el sacerdote salesiano Enrico dal Covolo.

En el encuentro que mantuvo el Papa este domingo a mediodía con los peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, subrayó la importancia, pidiendo las oraciones de todos los creyentes por él y por sus colaboradores para que estos días de meditación sean fecundos.

El tema que desarrollará el predicador de los ejercicios es «‘Lecciones’ de Dios y de la Iglesia sobre la vocación sacerdotal», teniendo en cuenta que la Iglesia está viviendo el año sacerdotal que concluirá el próximo mes de junio.

Como ha explicado el padre Enrico dal Covolo a ZENIT (Cf.19 de febrero de 2010), en este retiro, que concluirá el sábado, las meditaciones de la mañana serán dedicadas a las «Lecciones de Dios», es decir, a la lectio divina, la meditación de pasajes de la Sagrada Escritura siguiendo cuatro etapas: lectura, meditación, oración, contemplación.

En las tardes, la meditación se consagrará a la «Lecciones de la Iglesia», de manera particular, a los modelos de santidad de sacerdotes a lo largo de la historia de la Iglesia.

El retiro comenzó este domingo a las 18.00 horas con la exposición del Santísimo Sacramento de la Eucaristía, la celebración de las Vísperas, la meditación introductiva, la adoración y la bendición eucarística.

En estos días, la jornada del Papa comenzará como de costumbre, con sus actos de oración y la misa. Más tarde, a las 9 de la mañana, se congregará junto a sus colaboradores en la capilla que fue decorada con motivo del jubileo del año 2000 con estupendos mosaicos del padre Marko Ivan Rupnik S.J. para celebrar Laudes y participar en la meditación. A las 10.15horas tendrá lugar la celebración de la Hora Tercia y después la segunda meditación.

La meditación de la tarde tendrá lugar a las 17 horas y le seguirá la celebración de las Vísperas, la adoración y la bendición eucarística.

El padre dal Covolo explica que el objetivo de los ejercicios espirituales es «poner en orden la propia vida», citando al gran maestro de los ejercicios espirituales, san Ignacio de Loyola.

Las meditaciones de cada día tendrán un tema específico: el lunes y el martes se dedicarán respectivamente a la oración por las vocaciones sacerdotales y por los misioneros; el miércoles será la «jornada penitencial», el jueves la «jornada cristológica», y el viernes la «jornada mariana». El sábado, por último, se dedicará a la conclusión de las actividades.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }