Dona ahora!

La Facultad Pontificia «Marianum» abre el curso buscan «la verdadera libertad»

Según el profesor Sergio Bastianel, es «reconocer el valor del bien cristiano»

ROMA, lunes, 31octubre 2005 (ZENIT.org).- La búsqueda de la verdadera libertad se convirtió en el tema central de la inauguración del año académico de la Facultad Pontificia «Marianum» de Roma.

El argumento fue expuesto por el vicerrector académico de la Universidad Pontificia Gregoriana, el padre Sergio Bastianel, S.J., con estas palabras: «la verdadera libertad es reconocer el valor del bien cristiano y entregarse con empeño a realizarlo con responsabilidad».

Dirigiéndose a la única facultad del mundo dedicada totalmente a estudiar a María, Madre de Dios, el teólogo habló de «La verdadera libertad es en el hombre un signo altísimo de la imagen divina», tal y como afirma la constitución pastoral «Gaudium et Spes» en el número 17.

En su conferencia, el profesor recordó que «el hombre es capaz de escuchar la Palabra de Dios en la intimidad de su conciencia, ahí Dios le habla y ahí el hombre reconoce la voluntad de Dios».

Este acto, explicó, se realiza con «la libertad de quien tiene ojos y corazón para conocer y escoger el bien».

Sergio Bastianel deploró que «en nuestra época la palabra libertad se use con mucha facilidad de manera aproximativa».

Por ello insistió en el proyecto liberador de Dios: «El Éxodo presenta al pueblo de Israel como un pueblo de la Palabra fundado en el acto-liberador de Dios. El hombre creado es interlocutor de Dios y es capaz de palabra y de escucha, reconoce su realidad y la del mundo en el que vive».

La inauguración de la facultad contó con el saludo del presidente, Silvano Maggiani, OSM, así como con la presencia del gran canciller y padre general de la Orden de los Siervos de María, Ángel Ruiz Garnica. Entre las conferencias hubo una intervención musical de la arpista Angela Lavino.

El secretario de la Congregación para la Educación Católica, el arzobispo M. Michael Miller, CSB, visitó por primera vez esta institución académica y animó a los estudiantes a proseguir estudiando teológicamente la figura de María. Dirigió también un momento de oración en la capilla de la Facultad.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación