El presidente del episcopado peruano hace un apremiante llamamiento contra la violencia

Print Friendly, PDF & Email

LIMA, viernes, 2 julio 2004 (ZENIT.org).- El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Hugo Garaycoa, exhortó este viernes a restablecer la paz social en el Perú y a terminar con el clima de violencia que se vive en distintos lugares del país.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Monseñor Garaycoa, obispo de Tacna-Moquegua y resaltó, además en un comunicado, que el único camino para solucionar los conflictos es el diálogo, que podrá garantizar la seguridad y la paz en nuestra sociedad.

«Frente a la situación convulsión que se está viviendo en el Perú, con la toma de locales públicos en diferentes lugares y el desalojo por parte de las fuerzas del orden, quiero hacer llegar mi pena y aflicción porque estas cosas no conducen a la estabilidad del país sino que fomentan y contagian el desorden», confiesa.

«Hago invocación para que se restablezca la paz social del Perú y podamos salir adelante –añadió el obispo–. Sólo con diálogo y no con la violencia es que conseguiremos avanzar. La violencia sólo engendra violencia y la paz trae la seguridad de la nación».

«Que nuestros santos peruanos intercedan ante el Dios Todopoderoso para que podamos vivir en paz y compartir como hermanos y no como enemigos», concluye.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }