Se instala el tribunal rogatorio de Polonia para la causa de beatificación de Juan Pablo II

Recogerá testimonios sobre su santidad de vida en su país natal

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CRACOVIA, 4 de noviembre de 2005 (ZENIT.org).- Este viernes, día de san Carlos Borromeo, onomástico de Karol Wojtyla, se instaló oficialmente en Cracovia el tribunal rogatorio encargado de recoger testimonios sobre su causa de beatificación y canonización provenientes de Polonia.

El acto, celebrado siete meses después de su fallecimiento, tuvo lugar con una liturgia vespertina en la catedral de Wawel, presidido por el arzobispo Stanislaw Dziwisz, secretario personal de Juan Pablo II y actual metropolita de Cracovia.

La ceremonia fue parecida a la que tuvo lugar el 27 de junio de 2005 en la Basílica de San Juan de Letrán de Roma, que abrió la causa de beatificación del Papa difunto con el establecimiento del tribunal diocesano.

Antes de las vísperas, monseñor Slawomir Oder, postulador del proceso de beatificación y canonización de Juan Pablo II, entregó el nombramiento del vicepostulador, el padre Stefan Rylko CRI.

Tomarán posesión de su cargo dos miembros de la comisión histórica, los sacerdotes Jacek Urban y Grzegorz Rys.

El trabajo del proceso rogatorio será guiado por el obispo Tadeusz Pieronek, antiguo rector de la Academia Pontificia de Teología de Cracovia, como juez delegado por monseñor Dziwisz. <br>
Los miembros del tribunal juraron «cumplir fiel y diligentemente con el encargo» y «mantener secreto sobre las deposiciones de los testigos». Este juramento fue pronunciado incluso por monseñor Dziwisz, pues como primer juez de la arquidiócesis de Cracovia es «de iure» el presidente de este tribunal rogatorio.

Tras el juramento, se leyó el protocolo y la carta rogatoria del cardenal Camillo Ruini, en la que el obispo vicario de Roma pide al arzobispo de Cracovia que instituya el tribunal para escuchar los testimonios provenientes de Polonia.

Los miles de fieles que llenaban la catedral elevaron su oración por el alma de Karol Wojtyla, acompañados por la música compuesta especialmente para estas vísperas por el sacerdote Robert Tyrala.

La oración comenzó con un canto polaco, «Gaude Mater Polonia» y culminó con el «Ego sum Pastor Bonus».

La catedral de Wawel, de la sede arzobispal de Cracovia, era un lugar particular para Juan Pablo II, quien fue arzobispo de la ciudad. En la cripta de San Leonardo, el 2 de noviembre de 1946, celebró su primera misa.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación