Cardenal Marx: “El mensaje cristiano es el mensaje del futuro”

Enviado papal al 350° aniversario del santuario alemán de Werl

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 14 de julio de 2011 (ZENIT.org).- En el momento actual es necesario poner en marcha una nueva evangelización de Europa y recordar los valores humanos y cristianos del continente, porque “el mensaje cristiano es el mensaje del futuro”.

Es lo que ha afirmado el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga, con ocasión de la celebración del 350° aniversario del santuario mariano de Werl, en la archidiócesis alemana de Paderborn, en la que participó el pasado 2 de julio como enviado del Papa Benedicto XVI.

El purpurado, nacido en esta archidiócesis, de la que fue obispo auxiliar del 1996 al 2001, presidió la Eucaristía concelebrada por el arzobispo de Paderborn, monseñor Hans-Josef Becker.

La celebración estuvo precedida por una procesión ciudadana en ocasión de la fiesta de la Visitación de la Virgen María, en la que participaron más de 2.000 peregrinos provenientes de todas las partes de la archidiócesis.

“Ser cristianos es extraordinario, abrumador: no existe nada más bello que dejarse guiar por Cristo”, declaró el purpurado en su homilía.

El cardenal invitó a la veneración con devoción de la Virgen María, explicando que “lo que reviste una significativa importancia, porque al principio del tercer milenio cristiano es necesario dar comienzo a la nueva evangelización de Europa y al mismo tiempo, redescubrir la preciosa herencia, es decir los valores humanos, cristiano y espirituales del continente”.

Considerando que “realizar una peregrinación significa buscar una vida más grande, descubrir que corresponde a la vida”, observó que se alcanza la meta cuando se alcanza a Cristo.

En este contexto, indicó, es necesario recurrir al Evangelio. “Examinar cada palabra y explicarla no es un mensaje orientado al pasado, sino un deber orientado al futuro”. “El Evangelio corresponde al hombre, descubre la posibilidad de la vida y de la fe”.

El arzobispo Becker, por su parte, leyó algunos pasajes de la carta enviada por el Papa Benedicto XVI para esta ocasión.

“De nuevo -dijo, citando el texto del Papa-, en este año jubilar muchos peregrinos llegarán a Werl para la fiesta patronal de la Visitación de María, María lleva a Isabel y a Juan, el Hijo de Dios. Quien encuentra a la Madre, encuentra también al Hijo”.

“Todavía hoy hay necesidad de personas y de sitios que ofrezcan una orientación y que en la aflicción puedan señalar la esperanza auténtica -destacó el Pontífice en su carta-. Es deber de los cristianos actuar de modo que las personas no se olviden del cielo y que se refleje en ellos la esperanza en la persona de Jesucristo”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación