Crimea: Los greco-católicos no pueden construir una iglesia en Sebastopol

Print Friendly, PDF & Email

Firme oposición de la Iglesia ortodoxa en el Consejo municipal

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SEBASTOPOL, 2 febrero 2001 (ZENIT.org).- Cuando se aproxima la visita de Juan Pablo II a Ucrania, en junio próximo, donde el pontífice espera impulsar el diálogo con la Ortodoxia del país, una comunidad greco-católica que vive en la ciudad portuaria del Mar Negro, Sebastopol, sigue sin poder construir su propia Iglesia por oposición ortodoxa.

El nuevo edificio de culto es una necesidad para esta comunidad de doscientos católicos de rito oriental que habitan en la ciudad, constata el servicio Keston News Service (http://www.keston.org).

El plan de desarrollo aprobado por el Ayuntamiento de la ciudad, en 1995, incluye hasta 99 iglesias ortodoxas, pero no deja espacio a un lugar de culto católico. Es posible que el rechazo a conceder a los greco-católicos una parcela de terreno se discutirá cuando el nuncio en Ucrania, el arzobispo Nikola Eterovic, visite Sebastopol el próximo 8 de febrero.

Anatoli Sigora miembro del consejo municipal aclara «los ortodoxos hacen todo lo posible para evitar que los greco-católicos, a los que consideran «fuera de la ley canónica», obtengan una parcela, especialmente cerca de las iglesias ortodoxas. Mirando a la historia, nunca hubo una iglesia greco-ortodoxa en esta zona».

Los líderes ortodoxos se han opuesto también a toda participación de los greco-católicos en el Consejo Interconfesional de Crimea, del que es miembro permanente el sacerdote católico de rito latino Roman Derdzyak. Para motivar su rechazo, explican que los greco-ortodoxos no son una denominación «tradicional» en la región.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }