Dona ahora!

Dos nuevos beatos franceses, mártires en España de La Salle

Dieron la vida por ayudar a sus hermanos en religión

ROMA, martes, 30 octubre 2007 (ZENIT.org).- Entre los 498 mártires beatificados ayer en El Vaticano, hay dos hermanos de La Salle que habían nacido en Francia: el hermano Jacob Samuel y el hermano Louis de Jésus.

El hermano Jabob Samuel, su nombre secular era Joseph Henri Chamayou Oulés, nació en Pomardelle, Tarn, diócesis de Albi, el 21 de abril de 1884, y fué martirizado a los 52 años, en la carretera que va desde La Seo de Urgell, España, a Andorra.

José Enrique Chamayou Oulés ingresó en octubre de 1897, con trece años, en el Noviciado Menor de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (más conocidos como de La salle, o lasalianos) en Pibrac.

Revistió el hábito religioso el 2 de febrero de 1900 y, tras el Escolasticado dio clase en Saint-Gaudens. En enero de 1903, pasó a Bagnères-de-Luchon. En 1904, cuando el colegio San José de Toulouse pasó a Les, en España, el hermano Jacob fue destinado a esa comunidad.

Vivió por breve tiempo en Agramunt, y de nuevo regresó a Les, donde estuvo 19 años. Regresó a Toulouse en 1925 y luego fue destinado a Manresa, España.

En 1929, fue nombrado director del colegio de La Seo de Urgel, España. Durante los años 1933-35 permaneció en el colegio como profesor, y de nuevo en 1936 asumió la función de director.

Cuando estalló la persecución hizo que los hermanos dejaran el colegio, para mayor seguridad pero cada día se encontraba con ellos para alentarlos.

Hizo lo posible para que todos los hermanos pasaran a Francia, y se quedó él solo en el colegio de La Seo. Cuando supo de la muerte de otros dos hermanos lasalianos, se dispuso también a pasar a Francia, a través de Andorra.

Obtuvo un salvoconducto y tomó el autobús de línea pero quienes le habían dado el pasaporte avisaron a otros milicianos, que atravesaron una camioneta en el camino.

Cuando el autobús se detuvo, un miliciano gritó: “¡Que bajen los señores Chamayou y Calvet” (eran el hermano Jacob y el párroco de Andorra).

Luego dejaron que el autobús siguiera su curso. A los dos los fusilaron en el kilómetro 5 de la carretera, el sábado 18 de agosto de 1936.

Un piadoso campesino los enterró cerca del lugar de la muerte, pero un torrente desbordado los arrastró con el tiempo.

El otro mártir lasaliano de origen francés es el hermano Louis de Jésus, cuyo nombre secular era Joseph-Louis Marcou Pecavel. Había había nacido en Peyrégoux (Albi-Francia), diócesis de Albi, el 19 de agosto de 1881. Fue martirizado en Barcelona en julio de 1936.

En abril de 1895, ingresó en el Noviciado Menor de Fonserannes. Tomó el hábito religioso el 1 de noviembre de 1897. Después del Escolasticado comenzó su apostolado en 1899, en la Escuela Saint-Nazaire, de Béziers. En 1902, pasó al internado Inmaculada Concepción. En 1907 pasó a Granollers y en 1912 a Ripoll. En 1915 volvió a Francia, llamado al servicio militar.

Hasta que terminó la I Guerra Mundial estuvo en Montpellier. En 1918, pasó a la Escuela de Josepets, en Barcelona. En 1920, fue nombrado director de la Escuela de Horta, en 1923 de San Celoni y en 1928 de Granollers.

El año 1930 pasó a Fonserannes como profesor del Noviciado Menor. En 1932, fue profesor en el Instituto Agrícola de Limoux (Francia). En 1933, a causa de la situación española, se ofreció a sustituir a algún hermano, y fue destinado a Josepets.

Los hermanos de origen francés creían que iban a ser respetados por su nacionalidad y por ello realizaron tareas arriesgadas para ayudar a sus hermanos españoles. En estos dos casos, su procedencia no les salvó.

En la comunidad de Josepets le sorprendió la persecución religiosa, el 19 de julio de 1936, por lo que los hermanos tuvieron que dispersarse.

El hermano Louis se refugió en casa del doctor Turó, amigo del colegio. Al día siguiente volvió al colegio y pudo retirar la Eucaristía, la llevó a la iglesia y la entregó al sacerdote.

Pudieron celebrar, con muchas precauciones, la última misa. Consumieron todas las formas consagradas para evitar profanaciones.

El hermano Louis fiado de su nacionalidad, se atrevió a hacer otras visitas al colegio para retirar algunas cosas que podían ser útiles a los hermanos.

El 22 de julio, a las 4 de la tarde, se despidió diciendo que iba al Consulado francés a recoger el pasaporte. Pero no llegó, ya que entró en el colegio y había alguien que le estaba esperando. Algunos vecinos dijeron que más tarde sacaron un cuerpo en una camilla. Era, sin duda, el cuerpo del hermano Louis. Tenía 55 años.

En 1936, las instituciones lasalianas en Cataluña eran 32. Cuando empezó la persecución religiosa se vieron obligados a abandonarlas todas. Muchas fueron objeto de pillaje y algunas incendiadas. La suerte de los hermanos fue todavía más dolorosa: 26 comunidades fueron masacradas y, en un caso, toda una comunidad fue eliminada.

En julio el hermano Leonardo José, visitador, y el hermano Dionisio Luis, director del colegio de Bonanova, se habían retirado a un monasterio para preparar los cuatro retiros del distrito que debía empezar unos días más tarde. El 17 de julio, dejaron el monasterio y se dirigieron hacia la escuela de La Seo de Urgel, porque al día siguiente estaba prevista una peregrinación del colegio al santuario de la Virgen de Maritxell, en Andorra.

Al llegar a La Seo supieron la triste noticia de lo que sucedía en Barcelona. Quisieron partir inmediatamente para estar próximos a los hermanos y los jóvenes en formación, pero las comunicaciones eran imposibles. Trataron de ir a Toulouse para volver a entrar en Barcelona por vía aérea pero no fue posible,

El 22 de julio, buscaron alojamiento en el Hotel Cadi, cuyo propietario, Jaime Sarriá, era un buen católico. Mientras tanto, siguieron buscando el medio de volver a Barcelona.

El 7 de agosto, fueron arrestados y al día siguiente asesinados en el lugar llamado

Baños de Sugrañes, cerca de Traverseras. La personas del lugar los enterraron y más tarde fueron exhumados para ser reconocidos.

Hoy reposan en San Martín de Sasgayolas. La misma suerte corrieron otros 95 hermanos del distrito. El más joven tenía 20 años y el mayor 60. En el proceso canónico de Barcelona están incluidos 44 de estos hermanos.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación