Separata de San Alberto Hurtado en «Humanitas»

Se está distribuyendo gratuitamente a los consagrados

Share this Entry

SANTIAGO, viernes, 28 octubre 2005 (ZENIT.org).- La revista de Antropología y Cultura Humanitas, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, acaba de publicar una «separata especial» de San Alberto Hurtado.

Desde el día de la canonización se está obsequiando gratuitamente a todos los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas de todo Chile, desde Arica a Punta Arenas, gracias a la donación de un benefactor.

Esta es la segunda experiencia de este tipo que realiza Humanitas, ya lo había realizado con el número especial dedicado a Benedicto XVI y que también fue distribuido a todo el personal consagrado de Chile gratuitamente.

«Esta separata representa un gran apoyo para la pastoral y para nosotros los sacerdotes», señaló Monseñor Marcos Ordenes, administrador apostólico de Iquique.

Por su parte Monseñor Rafael de la Barra, obispo Prelado de Illapel, al recibir la publicación señaló: «Humanitas, es un aporte a la evangelización, da gusto leer cada uno de sus artículos y profundidad de ellos».

En los obispados de Calama y Melipilla, también sus respectivos obispos se encuentran distribuyendo la separata a sus sacerdotes, lo mismo que en Valparaíso.

Hasta en los Monasterios de Clausura, han recibido la «separata» de San Alberto Hurtado, la hermana María Isabel Fuenzalida, maestra de novicias del primer Monasterio de la Visitación, señaló: «Es lindo poder apreciar la delicadeza con que esta hecho esta separata del Padre Alberto Hurtado, es hermoso poder conocer la dimensión que muestra «Humanitas», de nuestro nuevo santo, muchas veces desconocido, las novicias han disfrutado el número, así como las hermanas mayores».

En la IV región, el padre Carlos Bolelli, sacerdote diocesano, a cargo de la Parroquia San Antonio del Mar, en la localidad de Barraza, expresó su agradecimiento a la dirección de la revista por este regalo, «ya que este es un medio de formación eficaz, para quienes nos encontramos lejos de la gran ciudad».

Desde Roma, el general de la Orden de la Madre de Dios, padre Francesco Petrillo O.M.D., señaló: «Cada ejemplar de Humanitas, es una joya. No creo que exista en el mundo otra revista de este nivel, preocupada de la formación y de transmitir la sana doctrina a sus lectores, sin duda que Humanitas, es un proyecto editorial del mas alto nivel, que no tardará en llegar a todo el mundo, como ya lo está haciendo».

Entre los artículos de esta separata, aparece uno que hace relación a Santa Teresa de los Andes y San Alberto Hurtado, en sus tiempos de juventud.

El 13 de julio de 1900 nació en Santiago Juanita Fernández Solar, hoy Santa Teresa de Jesús de Los Andes. Menos de un año después, el 22 de enero de 1901, doña Ana Cruchaga de Hurtado daba a luz en Viña del Mar a Alberto, hoy beato y futuro santo de la Iglesia católica. Menos de un año separa su nacimiento, más de 30 su muerte. Ella optó por el claustro carmelita, él por la Compañía de Jesús y por una intensa labor social.

A pesar de los diferentes caminos que tomaron al interior de la Iglesia, no sólo los une el hecho de que ambos estarán probablemente juntos en los altares; existen curiosas semejanzas entre ambos, en especial en su niñez y adolescencia.

La profesora y autora del artículo, Elena Sánchez Correa señala que los dos pertenecen a familias tradicionales chilenas, vinculadas a la agricultura, ambas pasan penurias económicas y en las dos la figura materna adquiere una especial importancia.

Además, se habrían conocido superficialmente. Sin embargo, la profesora Sánchez agrega un elemento menos conocido, Luis Fernández Solar sería, después de la muerte de Juanita, compañero de curso de Alberto Hurtado, cuando éste estudiaba Derecho en la Universidad Católica, y en algunas cartas el beato lo menciona en función de los inicios del Hogar de Cristo. Asimismo, en varios libros el padre Hurtado hace alusión a Juanita Fernández en referencia a su santidad.

Más información en humanitas@uc.cl o en www.humanitas.cl

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación