Corea del Sur: Evangelización y defensa de la vida, metas del nuevo presidente del episcopado

El obispo Augustine Cheong Myeng-cho

Share this Entry

SEÚL, lunes, 21 noviembre 2005 (ZENIT.org).- La evangelización de los jóvenes y la defensa de la vida estarán en el centro de la acción de los prelados de Corea del Sur, anunció el nuevo presidente del episcopado, el obispo Augustine Cheong Myong-jo.

Tras su elección al frente de la Conferencia Episcopal del país asiático (CBCK), el obispo de Pusan habló de su proyecto pastoral en rueda de prensa.

«Intentaré ser mensajero para que la Iglesia católica en Corea pueda, a través de la Conferencia Episcopal, promover la evangelización y el bien común en todas las zonas del país», cita «Asianews».

Habló además del problema del envejecimiento de la población y del desapego de los jóvenes por la Iglesia. «Concentraré mis esfuerzos para construir una Iglesia joven y dinámica», expresó.

Igualmente manifestó que trabajará para defender la cultura de la vida, en la línea de las iniciativas de los obispos coreanos, como la emprendida para preparar material publicitario y divulgar los resultados de las investigaciones en células madre adultas para apoyar al Comité episcopal bioética.

Fe, colaboración y oración pidió el prelado para su labor, «a fin de que los obispos puedan llevar adelante la misión que Cristo les ha confiado, dedicados a la proclamación del Evangelio y al servicio de la Iglesia».

Añadió que trabajará por la reconciliación y la unidad del pueblo coreano y buscará guiar a la Iglesia católica en Corea a través de la comunión y la unidad de los obispos.

Habiendo recibido la ordenación presbiteral en 1962 y la episcopal en 1990, monseñor Augustine Cheong Myong-jo pasó a ser obispo de Pusan en 1999. En octubre de 2002 fue elegido vicepresidente de la CBCK, organismo eclesial que preside desde el pasado 14 de octubre. El prelado coreano tiene 70 años.

El presidente de la Comisión Episcopal para la Evangelización, monseñor John Choi Young-soo, ya se ha hecho eco en un mensaje enviado poco después a todas las diócesis, parroquias, movimientos e institutos católicos de que la evangelización de las nuevas generaciones será una de las prioridades de la Iglesia en el país asiático en los próximos años.

Y es que –apunta «Fides»– desde 2000 el número de católicos de menos de 40 años en Corea ha ido decreciendo a causa de la disminución de niños bautizados, además de que el desempleo ocasiona en los jóvenes problemas económicos y una general depresión que les aleja de los valores evangélicos.

De ahí que haya que encontrar nuevas estrategias y modalidades, en sintonía con el espíritu evangélico, para hablar a los jóvenes de la «generación de Internet», reconoce el prelado.

Entre las sugerencias que ofrece a las comunidades católicas para la evangelización de los jóvenes subraya la importancia del bautismo de los niños, la formación cristiana en edad preescolar, la formación religiosa para los estudiantes ya desde las escuelas elementales (de forma que ellos mismos sean apóstoles), la misión en los campus y la formación cristiana de las parejas que se preparan al matrimonio.

El prelado destaca la importancia de la familia cristiana como lugar donde los jóvenes pueden ver un testimonio concreto de los valores cristianos y recibir en herencia un patrimonio de fe.

Por su parte, la archidiócesis de Seúl ha lanzado un programa de formación destinado a los laicos para convertirles en líderes potenciales de pequeñas comunidades cristianas y agentes de evangelización, el «Trinity lidership Programme», articulado en torno a la profundización de las personas Trinitarias del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo –confirma la Congregación Vaticana para la Evangelización de los Pueblos a través de su órgano informativo «Fides»–.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación