Es la hora de una «nueva síntesis» doctrinal y pastoral sobre la Eucaristía

Constata el cardenal Antonio María Rouco Varela

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 7 octubre 2005 (ZENIT.org).- Tras las oposiciones contrapuestas al magisterio y la pastoral de la Iglesia sobre la Eucaristía surgidas tras el Concilio Vaticano II, el cardenal Antonio María Rouco Varela, considera que ha llegado la hora de lograr una nueva «síntesis».

Según el arzobispo de Madrid «se debe de afrontar la antítesis al Concilio que han representado las interpretaciones radicalmente secularizadoras del contenido, significado y de las formas celebrativas del Sacramento Eucarístico «fuente y cumbre de toda la vida cristiana»».

En esta tarea, añadió, no hay que olvidar «la rémora que supuso el cuestionamiento eclesiológico de la reforma litúrgica por parte de pequeños grupos».

«Nos encontramos, pues, en la hora de una nueva síntesis doctrinal y pastoral, clarificadora y superadora de esas antítesis», reconoció.

Este objetivo, indicó se alcanzará por tres caminos.

El primero, «por la vía de una renovación en clave pascual de la doctrina, la catequesis y la experiencia práctica del Sacramento de la Eucaristía, como aquel en el que se actualiza el sacrificio y oblación sacerdotal de Cristo, presente substancialmente bajo las especies eucarísticas».

El segundo camino que permitirá esta síntesis es «una pedagogía canónica y pastoral, cuidadosa y respetuosa de la comunión eclesial que elimina el subjetivismo y la arbitrariedad en las formas de la celebración y del culto eucarístico».

Por último, esta nueva armonía pastoral y teológica en la vivencia de la Eucaristía se logrará «por el fomento de una espiritualidad eucarística basada en el hábito y en la experiencia de la adoración del Sacramento por excelencia, «el Sacramento del Amor de los Amores», alimento para la santificación de los fieles y fuerza para que puedan ser testigos activos del Evangelio en el mundo».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación