Acoger el designio de Dios, base de sociedades en paz, indica el Papa

Discurso a una delegación de Macedonia con motivo de la fiesta de san Cirilo y san Metodio

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 23 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Sobre la base de la acogida de la voluntad de Dios pueden construirse sociedades en paz, indicó Benedicto XVI este jueves en su discurso al presidente de Macedonia, Gjorge Ivanov.

El Papa le recibió en audiencia en el Vaticano junto a otros miembros del Gobierno y autoridades de la ex-república yugoslava, así como a una delegación de las Iglesias católica y ortodoxa del país, con motivo de la fiesta de los santos Cirilo y Metodio.

“En la acogida del designio salvífico de Dios, los pueblos pueden reencontrar los fundamentos sobre los que edificar civilizaciones y sociedades imbuidas del espíritu de reconciliación y de convivencia pacífica”, declaró el Papa en su discurso.

Y añadió que “no puede haber unidad real sin el respeto por la dignidad de toda persona y de sus derechos inalienables”.

El Pontífice destacó que el Evangelio “es capaz de iluminar todo ámbito y dimensión de la experiencia humana, para hacerla plenamente humana”.

“La Palabra de Dios llama continuamente a la conversión del corazón, para que cada decisión, cada elección sean purificadas de intereses egoístas -explicó-; y es precisamente desde esta conversión permanente a Dios desde donde es posible hacer que nazca una humanidad nueva”.

Patronos de Europa

Respecto a los santos Cirilo y Metodio, patronos de Europa junto a san Benito de Nursia, Benedicto XVI destacó que “la vida de estos hombres estuvo totalmente dedicada a la actividad apostólica, y la intuición divina de hacer comprensible y accesible el mensaje de la Revelación a las poblaciones fue motivo de unidad para tradiciones y culturas diferentes”.

“Estos santos hermanos enviados a los pueblos eslavos anunciaron el Evangelio en medio de muchas dificultades, pero siempre sostenidos por una indestructible confianza en el Señor”, recordó.

Fueron animados por la pasión de dar a conocer el Evangelio de Cristo y por tal motivo se prodigaron en enseñar la doctrina cristiana, recogiéndola en libros escritos en lengua eslava -dijo-. Sin duda este fue un acontecimiento decisivo para el crecimiento y el desarrollo de la civilización y de la cultura eslava en general”.

El Obispo de Roma afirmó que el testimonio y la enseñanza de los santos Cirilo y Metodio siguen siendo actuales “tanto para quienes están al servicio del Evangelio como para quienes son llamados a gobernar los destinos de las naciones”.

San Cirilo vivió en el siglo IX, fue apóstol de Panonia y Moravia e inventor del alfabeto que lleva su nombre. San Metodio era su hermano, y ambos son venerados tanto por la Iglesia católica como por la ortodoxa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")