La política tiene necesidad de cristianos, asegura el Papa

En su visita apostólica a Aquilea, en el nordeste de Italia

Share this Entry

AQUILEA, domingo 8 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Al visitar Aquilea, la sede de la diócesis europea más grande en la Edad Media, Benedicto XVI lanzó este sábado un llamamiento para que los cristianos lleven los valores del Evangelio a todos los ámbitos, en particular a la política.

Este fue el mensaje que dejó en el discurso que dirigió a los representantes eclesiales de 36 diócesis de Italia, así como de Eslovenia, Croacia, Austria y Alemania, tierras por las que se extendía este antiguo patriarcado.

En medio de la descristianización que se vive en estas tierras, el obispo de Roma se preguntó en la basílica de la antigua ciudad romana –fundada en el año 180–: «cómo es posible anunciar a Jesucristo, cómo comunicar el Evangelio y cómo educar en la fe hoy».

Su respuesta fue: «La misión prioritaria que el Señor os confía hoy, renovados por el encuentro personal con él, consiste en testimoniar el amor de Dios por el hombre».

«Estáis llamados a hacerlo ante todo con las obras del amor y las opciones de vida a favor de las personas concretas, comenzando por los más débiles, frágiles, indefensos, no autosuficientes, como los pobres, los ancianos, los enfermos, los discapacitados».

En el contexto de una «búsqueda con frecuencia exasperada del bienestar económico» y de «grave crisis económica y financiera», añadió, los fieles están llamados a «promover el sentido cristiano de la vida, a través del anuncio explícito del Evangelio, llevado con delicado orgullo y con profunda alegría a los diferentes ámbitos de la existencia diaria».

«No reneguéis nada del Evangelio en el que creéis –les dijo–, sino más bien vivid entre los hombres con simpatía, comunicando en vuestro mismo estilo de vida ese humanismo que hunde sus raíces en el cristianismo, buscando edificar junto a todos los hombres de buena voluntad una «ciudad» más humana, más justa y solidaria».

Cristianos en política

Este compromiso, dijo por último, es particularmente importante para la crisis política actual.

Este ámbito, subrayó, «tiene más necesidad que nunca de ver personas, sobre todo jóvenes, capaces de edificar una ‘vida buena’ a favor y al servicio de todos».

«Los cristianos no pueden sustraerse de este compromiso, pues si bien son peregrinos hacia el Cielo, viven ya aquí una anticipación de la eternidad» concluyó.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación