Aumenta el control sobre los paquistaníes que quieren ir a la JMJ

El gobierno español se muestra cauteloso por experiencias anteriores

Share this Entry

MADRID, jueves 12 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Centenares de jóvenes aspirantes de Pakistán a asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se quedaron decepcionados por una decisión del gobierno español por la que “ha suspendido”, según informa la agencia católica UCANews, la concesión de visados a peregrinos paquistaníes. Una suspensión que no implica la no concesión sino el examen minucioso de cada solicitud por las autoridades españolas, según han confirmado a ZENIT fuentes de la organización de la JMJ.

La agencia de noticias católica UCANews afirma que la medida fue impuesta por las autoridades españolas a la organización de la JMJ para “evitar un problema de inmigración ilegal”.

Fuentes de la organización de la JMJ en Madrid, han confirmado a ZENIT que el gobierno español está siendo sumamente cuidadoso a la hora de conceder visados a personas procedentes de algunos países que, en el pasado, han abusado de eventos internacionales, y concretamente de esta Jornada Mundial de la Juventud en ediciones anteriores, quedándose a veces pueblos enteros de manera ilegal en el país de acogida.

Las mismas fuentes afirman que el gobierno está siendo muy cauteloso con los visados de todos los paquistaníes que quieren venir a España, no sólo con los que desean asistir a la JMJ de Madrid 2011. Y subrayan que el gobierno ha concedido visado gratuito a todos los jóvenes de países que no pertenezcan al área de Schengen para facilitar su viaje a Madrid.

El caso de Pakistán es muy peculiar y único. Dada la actual situación de inseguridad internacional en relación a Pakistán, todos los países occidentales han extremado sus medidas de seguridad en relación a los viajeros procedentes de este país.

“Mucha gente de este país ha tratado de quedarse en Europa después de las pasadas celebraciones de la JMJ como inmigrantes ilegales; esta es la razón por la que el gobierno español ha suspendido la concesión de visados” –dijeron fuentes de la organización de la JMJ en Pakistán a UCA News–, añadiendo que “los organizadores están decidiendo si devolver el dinero a los paquistaníes que se habían inscrito en las jornadas y no consiguieron visado.

La Iglesia católica en Pakistán está actualmente negociando con la embajada española para que conceda visados a fieles comprobados.

El vicario general de la archidiócesis de Karachi afirmó que considera a algunas iglesias concretas responsables, por su comportamiento abusivo, de la restricción de visados a todos los católicos paquistaníes que quieren estar en Madrid.

“Muchas pequeñas iglesias han emitido aprobaciones que han afectado a los aspirantes católicos. Muchos de los que se han inscrito, más de treinta, no son ni siquiera líderes eclesiales y realizaron la inscripción de familias enteras”, dijo.

Pervez Roderick, secretario de la Comisión Católica de la Juventud, dijo que la situación política, con falta de oportunidades laborales y bajos salarios, es la causa de que muchos jóvenes deseen dejar el país.

“Sin embargo, la Iglesia católica es un patrocinador fiable a la hora de enviar delegaciones paquistaníes a eventos internacionales. La mayoría de los peregrinos recomendados por nosotros han regresado”, dijo.

La Comisión Católica de la Juventud de Pakistán confirmó la participación de doce católicos de seis diócesis.

A la situación de escasez de oportunidades laborales para los jóvenes, se une la complicada situación política que vive en este momento Pakistán, tras la actuación de fuerzas especiales estadounidenses que acabaron con la vida del buscado terrorista Osama Bin Laden. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en nota de fecha 3 de mayo último, desaconsejaba a los españoles viajar a Pakistán por el riesgo de atentados.

Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")