“Hay que rescatar la mecha encendida de la fe que aun brilla en Europa”

Entrevista con el secretario del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización

Share this Entry

MONTEVIDEO, miércoles 25 de mayo de 2011 (ZENIT.org) Ante el creciente secularismo, el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización fue instituido el año pasado para propiciar  “una empuje misionero de manera que se promueva una nueva evangelización”, según indica el Motu Propio  Ubicumque et Semper, publicado el 12 de octubre de 2010.

El primer presidente, de este dicasterio, monseñor Rino Fisichella aseguró que con este nuevo organismo de la Santa Sede se busca hacer frente al “subjetivismo de nuestros tiempos” que se encierra “en un individualismo privado de responsabilidades públicas y sociales”.

El arzobispo colombiano, monseñor Octavio Ruiz Arenas, quien se desempeñaba como vicepresidente de la Comisión Pontificia para América Latina, fue nombrado el pasado 14 de mayo, primer secretario del nuevo dicasterio..

En entrevista con ZENIT, desde la capital Uruguaya, donde se realizó la XXXIII Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), monseñor Ruiz habló de su nueva misión en la Santa Sede.

– ¿Cómo recibe este nuevo nombramiento del Santo Padre?

Monseñor Octavio Ruiz: Recibo este nombramiento del Santo Padre con humildad y gratitud. Humildad porque se trata de una gran responsabilidad, en que la que deberé aprender mucho, orar intensamente, estudiar y reflexionar para tratar de cumplir de la mejor manera con este servicio eclesial. Con gratitud, porque es por la bondad del Santo Padre y  por el aprecio que me tiene, ya que fui durante más de once años uno de sus colaboradores en la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ahora me llama a ser el Secretario de este nuevo dicasterio de la Santa Sede, que está tan profundamente arraigado en su corazón.

– ¿Cómo su experiencia en el episcopado colombiano y luego como y vicepresidente de la CAL?

Monseñor Octavio Ruiz: Mi experiencia primero como obispo auxiliar de Bogotá y luego como arzobispo de Villavicencio han sido muy enriquecedores en mi experiencia pastoral, ya que en ambos lugares tuve la ocasión de trabajar intensamente en la elaboración de los respectivos planes de pastoral, enmarcados precisamente en la preocupación de poner en marcha la convocación que había hecho el papa Juan Pablo II a la nueva evangelización. Mi experiencia como vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina durante cuatro años me ha permitido tener un contacto directo y fraternal con las directivas del CELAM, con las conferencias episcopales y con muchas organizaciones eclesiales latinoamericanas, que de una u otra manera están interesadas en llevar a cabo esa tarea evangelizadora. Igualmente tuve la ocasión no solo de visitar gran parte de los países latinoamericanos y del Caribe, sino que pude seguir muy de cerca los procesos que han ido iniciando las conferencias episcopales para la «misión continental».

– Este dicasterio se centra en la evangelización de Europa, según dijo el Papa. ¿Por qué cree que un colombiano ha sido nombrado secretario?

Monseñor Octavio Ruiz: El papa Benedicto XVI tienen un gran interés en el continente europeo, que bien sabemos ha sido invadido por el secularismo, que ha llevado de olvidar y dejar de lado sus raíces cristianas. La Iglesia tiene que volcarse con decisión y entusiasmo a rescatar la mecha encendida que todavía brilla en esos países. Hay tener en cuenta, además, que el mismo papa ha expresado que si bien es cierto que la nueva evangelización se encamina principalmente, en este momento, a Europa sin embargo América Latina también está llamada a realizar esa nueva evangelización, por los problemas que está afrontando, por el influjo de nuevas corrientes culturales, por el debilitamiento de la vida cristiana en nuestros países y por el avance de muchos grupos religiosos no católicos que están reclutando a nuestros fieles.

Ahora bien, cuando el papa Juan Pablo II comenzó a hablar de nueva evangelización lo hizo haciendo un llamado a América Latina, convocación que no cesó de hacer a lo largo de su pontificado en múltiples circunstancias, en sus viajes, en sus diálogos durante las visitas ad limina. En este sentido el nombramiento de un obispo latinoamericano no debe extrañar, ya que se trata de una región enorme del mundo, en donde se encuentra casi la mitad de los católicos, que ya durante casi treinta años viene reflexionando y haciendo el esfuerzo de realizar la nueva evangelización.

– Sin embargo en América Latina también crece este proceso de secularización…

Monseñor Octavio Ruiz: Sin duda alguna América Latina también está gozando pero al mismo tiempo sufriendo las consecuencias de un mundo globalizado. Los influjos externos, los avances tecnológicos de los medios de comunicación, el flujo migratorio y muchas otras circunstancias no eximen a nuestro Continente de estar aquejados por la secularización y la pérdida de fe.  A ello se añade la indiferencia religiosa y el avance del agnosticismo.

– ¿Cómo hacer que esta nueva evangelización sea más eficaz y coherente?

Monseñor Octavio Ruiz: La nueva evangelización tiene que apuntar mucho hacia lo que decía el Beato Juan Pablo II: nuevo ardor, nuevos métodos, nuevas expresiones. Se trata de anunciar el Evangelio de siempre, el único, es decir la persona misma de Jesucristo, con toda la claridad e integridad de la que nos hablaba Pablo VI en la Evangelii nuntiandi. Tenemos pues que buscar el modo de conocer la cultura particular de cada pueblo en el que se hará la nueva evangelización, para encontrar las expresiones adecuadas, que sin traicionar el mensaje, lleguen al oído de las gentes. Los métodos son de gran importancia, pues hay que encontrar el modo de ir hacia los alejados, pero con tal ardor y tal convicción y testimonio personal, que atraiga el mensaje de un Dios vivo, cercano y lleno de amor que quiere dar sentido a nuestra existencia. Pero no podemos quedarnos en simples estrategias o técnicas, pues no podemos olvidar que el gran evangelizador es el Espíritu Santo, por lo cual necesitamos mucha oración y un convencimiento y alegría de haber encontrado personalmente a Jesucristo, dentro de esta gran comunidad que es la Iglesia.

El año que viene se realizará un sínodo dedicado a la Nueva Evangelización ¿Qué espera usted de esta trascendental reunión?

Monseñor Octavio Ruiz: En el próximo Sínodo convocado por Benedicto XVI para octubre de 2012 tendremos la oportunidad de escuchar los delegados de toda la Iglesia. Allí será la oportunidad de conocer las grandes inquietudes del mundo actual y de los distintos continentes, sus preocupaciones, sus esperanzas. Al mismo tiempo podremos poner en conocimientos los esfuerzos que ya se están realizando para llevar a cabo la nueva evangelización. Los resultados que salgan de allí y la sucesiva exhortación apostólica que nos dará el Santo Padre, constituirán el plan de ruta del Consejo Pontificio para la promoción de la nueva evangelización.

Por Carmen Elena Villa

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")