El Gobierno panameño pide la mediación de la Iglesia

El país vive una situación de caos social

Share this Entry

PANAMÁ, domingo 15 de mayo de 2011 (ZENIT.orgEl Observador).  Según han informado fuentes locales, el gobierno panameño pidió, formalmente, el día de ayer la mediación de la Iglesia Católica en un diálogo nacional, tras el estallido de escándalos de corrupción, protestas callejeras por el alto costo de vida y un aumento de las tensiones con partidos políticos opositores que amenazan con un estallido social.

La convocatoria fue confirmada la noche de ayer sábado por la Secretaría de Comunicación del Estado, a través de un comunicado en el que, tras afirmar que el gobierno nacional que encabeza Ricardo Martinelli está comprometido «con la democracia y el respeto a los derechos fundamentales», anuncia que se va a convocar a diversos sectores panameños a una mesa de diálogo «para debatir el tema de la libertad de expresión».

En esa mesa estaría representada la Iglesia católica con el arzobispo de Panamá y secretario general de la Conferencia Episcopal Panameña, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, quien desde el 24 de enero pasado había advertido mediante una carta al presidente Martinelli la necesidad de un diálogo constructivo entre los gremios periodísticos, la sociedad civil y el gobierno de Panamá. 

La idea de monseñor Ulloa Mendieta era relanzar un diálogo nacional sobre libertad de expresión, misma que recoge ahora el presidente Martinelli.

Para el inicio de conversaciones, Martinelli instó al Colegio Nacional de Periodistas, al Sindicato de Periodistas y el Consejo Nacional de Periodismo a designar un representante en la mesa de diálogo. Asimismo, pidió a las organizaciones que participan en la Mesa de Concertación Nacional que hagan lo propio.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación